Revestimiento de pared exterior

Los materiales de revestimiento metálicos que son usados para fachadas y recubrir exteriores cumplen con características muy interesantes, entre las cuales están su bajo costo, su facilidad para cubrir grandes extensiones de fachada, la maleabilidad de los metales para conseguir fachadas curvas o con ángulos y su facilidad para ser pintadas o recubiertas de algún acabado específico. Además las láminas y paneles para fachadas se pueden encontrar en varios formatos y patrones como:

7 Ventajas instalar un revestimiento de pared exterior mediante paneles de aluminio

  • Evitan que se forme condensación en las paredes al tener ventilación interna
  • Se mejora el aislamiento térmico de todo el edificio al prevenir puentes térmicos
  • Ahorra hasta un 40% de energía a la vivienda
  • Protege la pared de la climatología, ya sea lluvia, viento fuerte, granizo…
  • Reduce el número de grietas y mantiene en buen estado la pared durante mucho más tiempo
  • Gracias al revestimiento de pared exterior se logra crear una fachada impermeable
  • Le da estabilidad a la estructura de la fachada

¿Merecen la pena las placas para paredes de exterior, muros y verjas o no?

Las placas para paredes, revestimientos o paneles decorativos son la mejor forma de forrar, decorar o darle una segunda vida a una pared de exterior. Cuando nos referimos a ellas no solo hablamos de paredes de fachada, también para verjas o muros separadores.

Podemos instalar el revestimiento de pared exterior a medida tal como te lo imaginas

Contamos con placas de imitación madera, piedra, hormigón y ladrillo con diferentes acabados; también tenemos diseños especializado con motivos y formas 3D. Con ellos, se pueden revestir todo tipo de paredes. Una de las más habituales que cubrimos es la de los muros divisorios que señalan los límites de una parcela en una obra de reforma o restauración.

La situación es la siguiente: compras una casa vieja con muros de piedra a modo de separación con tus vecinos y con la calle y necesitas ‘redecorarlos’; es decir, alinear su estilo con el de la nueva casa que vas a hacer. En lugar de derribarlos, lo mejor es aprovecharlos y cubrirlos con unos paneles decorativos que también se pueden usar para forrar las fachadas de tu casa.

Materiales de nuestras fachadas ventiladas metálicas

Para fabricar nuestras fachadas ventiladas metálicas utilizamos tecnología de avanzada y materiales de calidad superior: zinc, cobre, zinc titanio natural, canelones de aluminio quartz zinc, anthra zinc y plomo.

La instalación de nuestras fachadas ventiladas metálicas es viable en toda clase de forma. Las placas están disponibles en una amplia gama de colores, texturas y acabados para satisfacer el gusto de cada cliente. Esta ventaja ofrece posibilidades estéticas de vanguardia y una infinidad de alternativas de diseño singulares.

Por el tipo de material empleado en la fabricación, nuestras fachadas ventiladas metálicas resguardan el medio ambiente. Su instalación no genera escombros y además, con el paso del tiempo, las placas pueden ser recicladas y reutilizadas.

Beneficios de nuestras fachadas ventiladas metálicas

La utilización de fachadas ventiladas metálicas en edificaciones de Madrid es una tendencia en crecimiento. Este sistema de construcción ofrece grandes ventajas estéticas, funcionales, estructurales y hasta económicas:

Eliminan los problemas de condensación: su funcionamiento a modo de chimenea garantiza una ventilación natural y descarta toda clase de problema de condensación.
Regulan la temperatura y actúan como aislante acústico: gracias a la cámara instalada entre el muro soporte y el revestimiento final.
Protegen los muros exteriores: preservan el exterior de las edificaciones de los agentes metereológicos como, por ejemplo, el granizo y la lluvia. Además, ocultan toda clase de conducción (gas, agua y electricidad).
Confíe en nosotros la instalación de fachadas ventiladas metálicas en Madrid
Somos la empresa líder en instalación de fachadas ventiladas metálicas en Madrid. Proporcionamos un servicio cualificado, ágil y seguro en cualquier clase de proyecto, más allá de la complejidad de la tarea.

Para realizar el trabajo de instalación de fachadas ventiladas metálicas contamos con un equipo técnico profesional calificado, quienes garantizan los mejores resultados y el compromiso de cumplir en tiempo y forma con los plazos de la obra.

El coste del servicio de instalación de fachadas ventiladas metálicas de nuestra empresa es el más competitivo del mercado. Aseguramos el equilibrio precio-calidad adaptando los presupuestos a las necesidades de cada cliente, contemplando tanto la variable económica como las funcionales y de gusto.

2 tipos de revestimientos de pared exterior posibles: Fachadas ventiladas y sin ventilar

La fachada metálica y la condensación

El problema básico de una fachada metálica es que tenemos una barrera de vapor precisamente donde no la queremos – en el lado frío de la fachada. Si no diseñamos con cuidado la fachada, esto puede producir cantidades importantes de condensación que dañará el edificio y su contenido. Es especialmente importante cuando la humedad en el interior del edificio sea alta – piscinas, gimnasios, cocinas, etc., o el edificio esta situado en una zona de inviernos muy fríos.

La fachada ventilada

Esta solución protege la fachada de condensaciones llevando aire húmedo (procedente del interior del edificio) hacia fuera mediante una lámina de aire en movimiento. Esta lámina de aire corre por delante del aislamiento (entre el aislamiento y el soporte directo que apoya el revestimiento), y va sin interrupciones desde su toma de aire en el arranque de la fachada hasta su salida en la coronación. En España no existen normas que controlen las dimensiones de esta cámara, pero basándonos en nuestra experiencia propia y en las normas de otros países, recomendamos una altura de la camara de entre 20 a 30mm. Contacte Quinta Metálica para más información.

Esta lámina se construye con rastreles verticales metálicos (o listones de madera verticales) que tienen una altura equivalente al grosor del aislamiento térmico requerido, más un adicional 20 a 30mm para crear la cámara. Los detalles que emplea Quinta Metálica aseguran que la toma de aire en el arranque y la salida en la coronación sean de tamaño suficiente para generar una ventilación adecuada.

La fachada no ventilada

Esta solución protege la fachada de condensaciones con la colocación de una barrera de vapor por debajo del aislante térmico. Esta barrera tiene la función de eliminar la posibilidad de que haya filtraciones de aire húmedo procedentes del interior del edificio a través del aislante hacia partes frías de la cubierta, y condensarse. Su buen funcionamiento es fundamental, con lo cual en nuestra opinión es importante que tenga un soporte continuo que facilite su colocación y el perfecto sellado de sus juntas. En esta solución de fachada no hay cámara de aire.

¿Qué solución aplicar?

La fachada ventilada funciona bien con todos los metales. Es obligatoria cuando revestimos con zinc o plomo. Es apto para todas las fachadas, elimina puentes térmicos en la intersección con el forjado, y disipa el calor en verano. Los sistemas de paneles casi siempre son ventilados.

Sin embargo, cuando el coste adicional para ventilar la fachada es significativo, cuando el grosor total de la fachada es muy limitado, o cuando la fachada tiene muchas ventanas y su ventilación resultaría poco practica, la fachada no ventilada con su barrera de vapor será la mejor opción.

Para tener asesoramiento técnico acerca del diseño térmico de la fachada de su proyecto, por favor contacte con Quinta Metálica, y le ayudaremos a diseñar bien su fachada.

El revestimiento metálico

Los sistemas engatillados que empleamos en fachada son el de la junta alzada y la junta plana, y los sistemas en paneles son el de paneles de fachada machihembrados y paneles casete. El sistema de la junta alzada y la junta plana, por economía y flexibilidad son, con diferencia, los que más emplea Quinta Metálica.

3 tipos de estilos de cierres de revestimiento de pared exterior

El sistema de junta alzada empleada en fachada es muy similar al de la junta alzada que Quinta Metálica emplea en las cubiertas. Es por lo tanto un sistema muy versátil que ha demostrado su validez durante siglos en países donde estos recubrimientos son tradicionales.

Es un sistema que cubre la fachada engatillando las chapas longitudinalmente entre sí en obra, para formar una junta estanca y de fijación oculta. Se instala desde abajo hacia arriba.

La dirección de la junta alzada normalmente es horizontal o vertical. También pueden estar a un ángulo en concreto si el proyecto lo requiere

Las juntas longitudinales imprimen unas líneas finas sobre la fachada. Debido al efecto sombra, este efecto es más pronunciado en fachadas horizontales que verticales, Estas juntas van cada medio metro, más o menos, sobre toda la fachada. Transmite ligereza y sobre todo direccionalidad a la fachada, ya que las juntas alzadas longitudinales son mucho más fuertes que las juntas solapadas transversales.

Para que la fachada este correctamente ordenada, es muy importante que las juntas coincidan con el emplazamiento de carpintería u con otras aberturas en la fachada. Consultar con Quinta Metálica para más consejos sobre la modulación de fachadas.

Es posible combinar diferentes alturas de las bandejas para crear más interés en la fachada. Contactar con Quinta Metálica y les enseñaremos cuales son las opciones en cada material.

Proceso de engatillado

Se fija el lado “hembra” de la última bandeja con una patilla atornillada al soporte directo.
Se coloca una nueva bandeja encima de la última,
Se pliega el lado “macho” alrededor del pliegue del lado “hembra”, engatillando las dos chapas entre si. El resultado de esto se llama “junta alzada en ángulo” y es el variante que más empleamos para revestir fachadas. Cuando la junta va en vertical, es posible plegar la junta una vez más para conseguir una junta doblemente engatillada.

PANELES

Sistema de paneles estrechos autoportantes dejando una huella como junta entre paneles.

La dirección de la junta normalmente es horizontal o vertical. También pueden estar a un ángulo en concreto si el proyecto lo requiere.

El sistema de panel de fachada cubre en muro encajando unos paneles estrechos entre si. La fijación es oculta. Se instala desde arriba hacia abajo, o desde un lado hacia el otro. Los paneles en si no admiten curvatura, con lo cual para revestir una fachada curvada en planta los paneles tienen que estar instalados en vertical.

SISTEMA DE JUNTA PLANA

El sistema de junta plana también se conoce como el sistema de escamas. Es quizás el más flexible de todos los sistemas ya que su junta es fácil de curvar y adaptar a geometrías complejas. Es aplicable a cubiertas, pero con pendientes por encima de los 25º.

Es un sistema que cubre la fachada engatillando las chapas individuales (llamadas “escamas”) entre sí en obra, para formar una junta estanca y de fijación oculta. Se instala desde abajo hacia arriba.

¿Cómo es el proceso para instalar un revestimiento de pared exterior en Madrid con nosotros?

Instalación

En todos los sistemas mencionados salvo los paneles machihembrados, se empieza la instalación en la parte inferior de la fachada, colocando el remate de arranque, y bandas de fijación. Nos fijamos aquí en el buen alineamiento de estos elementos ya que forman el contorno inferior de la fachada.

Las bandas de fijación o patillas necesarias para la instalación de los remates laterales de la fachada se fijan a continuación.

Se empieza la colocación de los elementos de la fachada. Nos fijamos que van correctamente alineadas, y posicionadas de acuerdo con el despiece de la fachada. En acabados que liberan diferentes matices entre chapa y chapa intentamos realizar una distribución aleatoria.

Procedemos a terminar la fachada instalando los remates alrededor de ventanas, muro cortina, puertas, rejas de ventilación etc.

En todo este proceso perseguimos que:

  • los bordes de la fachada sean rectas, limpias, puras y ligeras
  • la fachada dilate correctamente
  • los detalles estén ejecutados cuidadosamente
  • el mismo tipo de detalle se ejecute igual en toda la fachada
  • el despiece de las elementos sea estéticamente correcta, especialmente teniendo en cuenta la posición de las ventanas y puertas
  • el revestimiento sea libre de golpes y los elementos los más planos posibles
  • el aspecto global este en armonía con el resto del edificio, y que aporta un valor añadido a la obra

 

Ir arriba